Blog del Grupo Espeleo Takomano GET

Entradas etiquetadas como “Grandes cavidades Burgalesas

CUEVA DEL REBOLLAR II

Cuevas del Rebollar (I-II) direlakoak, Gorobel mendilerroko Burgoseko aldean kokatuta daude, Baró herritik iparraldera hainzuzen (Angulo mendatetik hegoaldera). Biak ala biak ardatz bereko muturrak bide dira, perpendikularki zeharkartzen dituen trokarteak erdibidituta, egun aurrez aurre dauden barrunbe independienteak suertatzen  direlarik. Rebollar I- ek aztarnategi arkeologikoa dauka.

Gure bisita Rebollar II-n burutu zen. Izan ere, ia galeria bakarra  osatzen duen (1700 mtako garapena eta 23/-4 mtako desnibela)  kobazulo  horizontal honek berezitasun batzuk agertzen ditu. Batetik,  Gorobeleko barrunbe nagusien krokisean ikus daitekeen moduan, koba honek gainetik zeharkatzen  du SI-44 (Hayal de Ponata)-ko sarea, honekin bat egiteko aukera zabalik utziz. Rebollar II-ko ahoari darion aire ufada gogorrak baieztatuko lukeen posibilitatea. Bat baino gehiago balizko lotura horren bila alperrik barruratu dala jakinda ere, horra abiatu ginen “barra de uñas” eta mazeta eskutan; alperrikakoak  berriro ere, hango panorama ikusita: aire korrontea desagertu eta galeriaren jarraipena  desbutxatu ezinda… Baina tira, esan bezala, koba honek bere xarma badu: eraketa urriak dira baina oso ederrak, gelaxka bateko igeltso kristalizazioak nabarmenduz. Azkenik eta oso  kontutan hartzekoa , sarrera da. Trokarte batean kokatuta egonda, hau kargan dagoenean, kobaren ahoak sarbegi moduan funtzionatzen du, bere lehengo 100 metroak urez estaltzen direla eta sarrera-irteera erabat itxiz. Ahoaren aurreneko 20 metroak laminadore oso baju batean zehar egiten dira, askotan urak ekarritako graba eta kantoekin erdi estalia.

Bibliografía: El karst de Monte Santiago, Sierra Salvada y Sierra de la Carbonilla.Kaite 7. Grupo espeleologico Edelweiss

Anuncios

La Grajera V-2 Castro Valnera

Teníamos ganas de pasar unos días juntos en “familia” con una buena excusa. La excusa era la Torca de la Grajera, así que nos fuimos para el circo de El Bernacho, precioso txoko en las faldas del Castro Valnera, donde todo invita a tomárselo con calma, disfrutar de la naturaleza y conocer un poco más la zona.

La avanzadilla se ocupó de tener localizada la sima y su acceso. Después tocó excursión general hasta la cima del Castro Valnera, que con 1707 m es el punto culminante de esta zona, donde dicen que comienza la Cordillera Cantábrica. El “guía local” nos llevó a través de un bonito itinerario circular, que junto con las vistas, la flora y la fauna del lugar, nos dejaron muy buen sabor de boca.

Al día siguiente, por fin, nos poníamos en marcha hacia la Torca la Grajera (V-2).

Castro Valnera es una montaña corroída por agujeros y grandes pozos. La grajera no es el más profundo, pero si el más especial. Se trata de un único pozo de -185 m, con la peculiaridad de empezar en plena superficie, convirtiendo su descenso en un despilfarro de miedo, vértigo, angustia,… un viaje hacia el infierno a plena luz del día, en un espectacular paisaje que quita hasta la respiración…impresionante.

Allí, en su fondo, se mantiene un nevero de 8 m de altura… Teníamos referencia directa del primer descenso, Standard 1981 y solo nos constaban otras dos visitas, Edelweiss en 1986 y GIEX en los 90, así que íbamos preparados para lo peor. Ya en cabecera, aparecieron unos parabolts de métrica 6 (quizás colocados, por una reciente expedición fotográfica que no debió tocar fondo), que en principio guiaron a la avanzadilla pero que a -50 m se pierden, quedando a merced de sus propios medios ante el “volao”. Efectivamente, 3 largas y duras horas de trabajo costaron a nuestros “valientes puntas”, instalar todo el pozo; 3 horas, colgando del arnés, de tensión, dudas, miedo,…, la batería del taladro y 4 spits metidos a mano… trabajo que se traduce en prácticamente una nueva vía de descenso, con 11 fraccionamientos en péndulo para esquivar la caída de piedras, ya que hay algún tramo descompuesto, que al mínimo contacto con la pared la roca se desprende.

El resto del grupo le agradeceremos eternamente habernos abierto el camino por semejante abismo. Me jacto de tener el privilegio de haber visto grandes paisajes, pero quizás este sea el más espectacular de todos y el que más me ha impresionado. Así que eskerrik asko!

Lo difícil ya estaba hecho, pero desinstalar y remontar el camino desde la penumbra vertical hacia la clara seguridad horizontal (ya no tanto pues para cuando salió el ultimo era casi de noche) volvieron a poner a prueba el goretex de nuestra ropa interior.

Al día siguiente toco día de relax y bañito en el río, medio grupo se vuelve para casa y el otro medio vuelve a la andadas y desciende (reinstalando) la Torca del Mortero, en el valle de Estacas de Trueba, quinta sala más grande de Burgos con 6,300 m2 y -100 m.

Esperando que nos sirva esta experiencia para futuros proyectos, solo queda agradecer a todos su participación, destacar la labor del grupo de apoyo de la base y la ausencia una vez más del convaleciente Rubén, que se le echa en falta.

Bibliografía.: “Grandes abismos de la provincia burgalesa” Roberto F. García Gómez.

Revista Subterránea Nº 15. Abril 2001

Kaite nº6 “Grandes cavidades Burgalesas” Grupo espeleológico Edelweiss 1992.