Blog del Grupo Espeleo Takomano GET

Entradas etiquetadas como “Grandes salas

PASADO, PRESENTE Y FUTURO DEL SISTEMA DEL HAYAL DE PONATA; EXPERIENCIAS DE UN PIONERO.

Ya son varias las personas y grupos que nos han ayudado en esta tarea, muchas las personas que quieren entrar para ver con sus propios ojos la conexión que ha hecho posible el acceso mas cómodo al tramo final de una red subterránea, en la que antes había que emplear un gran esfuerzo para llegar hasta él. También son muchas las fotos y algunos los videos que se han grabado dentro de esta cavidad, siempre agradecidos a todas esas personas que nos están ayudando, tanto a explorar la cavidad como a documentarla de forma audiovisual.

Sala de los Espejos

Sala de los Espejos Foto: Victor Abendaño de Satorrak

En este caso, hemos querido subir un video grabado y editado por nuestro amigo Bittor del grupo Satorrak, en el que no sólo se ven las galerías, sino también la experiencia vivida por una persona que estuvo colaborando en el sistema del Hayal de Ponata en los años 90, prácticamente en el mismo sitio de la conexión y al que ahora accede desde el Rebollar II. Con sus opiniones, documentadas en el video, tanto criticas como positivas, podríamos conseguir una clara reflexión de que impactos llegaban a tener las antiguas exploraciones en la cavidad. Pudiendo ser el cansancio y el largo camino de regreso algo que tener en cuenta, aunque no siempre debe ser la excusa y nunca debiera de ser, para no tener respeto por este medio en el que a todos nos gusta explorar, sabiendo que somos de los pocos que nos adentramos en él.

 

Para ampliar el contenido pincha aqui:http://www.satorrak.com/web/index.php/es/339-si-44-sierra-salvada


REBOLLAR II: NUEVA BOCA EN EL SISTEMA HAYAL DE PONATA

En 1983 el GEA-EAT descubrió la entrada histórica al sistema del Hayal de Ponata a la que denominaron SI44. En poco tiempo exploraron muchos kilómetros de galerías y comprendieron que habían descubierto una de las mayores redes subterráneas. Este es el sueño de tod@ espeleólog@, pero pronto se dieron cuenta de que se habían embarcado en una tarea titánica; la exploración y topografía de decenas de kilómetros de galerías subterráneas cada vez mas alejadas de la boca de acceso, y con cada descubrimiento, el trabajo se adentraba aun mas en las entrañas de la sierra Sálbada.

Foto: Carlos Abezia GEA-AET

Foto: Carlos Abezia GEA-AET

A mediados de 1984 el G.E. Edelweiss, descubre y explora la cueva Rebollar II, situada justo encima del sector final del Sistema del Hayal de Ponata y por la que circula una corriente de aire especialmente intensa. Estos dos factores les hacen suponer que pudiera estar comunicada con el sistema, desobstruyen la entrada y varios derrumbes mas, llegando a un nuevo derrumbe que hace imposible la continuación y frustra el anhelo de un acceso cómodo al sistema.
Ya son mas de 30 años los que el GEA lleva trabajando en el Sistema del Hayal de Ponata, durante este tiempo han encontrado dos nuevas bocas, pero siguen estando muy alejadas del sector terminal. Varias veces, tanto el GEA como el G.E.Takomano, hemos visitado el famoso derrumbe de la cueva Rebollar II y hemos soñado con colarnos por algún resquicio no visto en visitas anteriores sin conseguirlo. Hasta que en septiembre de 2015 en el G.E.Takomano decidimos dedicar todos nuestros esfuerzos a forzar el colapso insalvable.

Foto: Carlos Abezia GEA-AET

Foto: Carlos Abezia GEA-AET

Han sido necesarios cuatro fines de semana moviendo piedras y la colaboración de algún miembros del GEA para despejar los 20 metros de derrumbe que impedían el paso y otros tres fines de semana de exploración y topografía, hasta que el 2 de noviembre conseguimos conectar cerca de la sala de los Espejos, a casi 3 kilómetros de la boca de Rebollar II.
A fecha de hoy el Sistema del Hayal de Ponata cuenta con 4 bocas: una en Bizkaia, otras dos en Araba y esta ultima situada en Burgos. Con la suma de las galerías de Rebollar II, el sistema supera los 65 km topografiados y bastantes más los explorados, confirmándose como la mayor cavidad de la comunidad autónoma Vasca y la segunda de la comunidad de Castilla y León. La nueva boca nos proporciona facilidad de acceso a los sectores más profundos del sistema y nuevas posibilidades de continuar mas allá del sifón terminal, lo que hace previsible que nuevamente ,el número de descubrimientos se sucedan rápidamente y se coloque en el selecto grupo de las cavidades mundiales que superan los 100 kilómetros de galerías. También en el apartado deportivo nos brinda la posibilidad de realizar una de las travesías subterráneas mas largas del mundo.

Foto: Carlos Abezia GEA-AET

Foto: Carlos Abezia GEA-AET

Ahora el reto mas importante es seguir con constancia los trabajos de exploración, aunque como sucede en todos los grandes sistemas, somos conscientes que para esta labor se necesitara el trabajo de varias generaciones de espeleolog@s.

Foto: Carlos Abezia GEA-AET

Foto: Carlos Abezia GEA-AET

Foto: Carlos Abezia GEA-AET

Foto: Carlos Abezia GEA-AET

Foto: Carlos Abezia GEA-AET

Foto: Carlos Abezia GEA-AET


La Grajera V-2 Castro Valnera

Teníamos ganas de pasar unos días juntos en “familia” con una buena excusa. La excusa era la Torca de la Grajera, así que nos fuimos para el circo de El Bernacho, precioso txoko en las faldas del Castro Valnera, donde todo invita a tomárselo con calma, disfrutar de la naturaleza y conocer un poco más la zona.

La avanzadilla se ocupó de tener localizada la sima y su acceso. Después tocó excursión general hasta la cima del Castro Valnera, que con 1707 m es el punto culminante de esta zona, donde dicen que comienza la Cordillera Cantábrica. El “guía local” nos llevó a través de un bonito itinerario circular, que junto con las vistas, la flora y la fauna del lugar, nos dejaron muy buen sabor de boca.

Al día siguiente, por fin, nos poníamos en marcha hacia la Torca la Grajera (V-2).

Castro Valnera es una montaña corroída por agujeros y grandes pozos. La grajera no es el más profundo, pero si el más especial. Se trata de un único pozo de -185 m, con la peculiaridad de empezar en plena superficie, convirtiendo su descenso en un despilfarro de miedo, vértigo, angustia,… un viaje hacia el infierno a plena luz del día, en un espectacular paisaje que quita hasta la respiración…impresionante.

Allí, en su fondo, se mantiene un nevero de 8 m de altura… Teníamos referencia directa del primer descenso, Standard 1981 y solo nos constaban otras dos visitas, Edelweiss en 1986 y GIEX en los 90, así que íbamos preparados para lo peor. Ya en cabecera, aparecieron unos parabolts de métrica 6 (quizás colocados, por una reciente expedición fotográfica que no debió tocar fondo), que en principio guiaron a la avanzadilla pero que a -50 m se pierden, quedando a merced de sus propios medios ante el “volao”. Efectivamente, 3 largas y duras horas de trabajo costaron a nuestros “valientes puntas”, instalar todo el pozo; 3 horas, colgando del arnés, de tensión, dudas, miedo,…, la batería del taladro y 4 spits metidos a mano… trabajo que se traduce en prácticamente una nueva vía de descenso, con 11 fraccionamientos en péndulo para esquivar la caída de piedras, ya que hay algún tramo descompuesto, que al mínimo contacto con la pared la roca se desprende.

El resto del grupo le agradeceremos eternamente habernos abierto el camino por semejante abismo. Me jacto de tener el privilegio de haber visto grandes paisajes, pero quizás este sea el más espectacular de todos y el que más me ha impresionado. Así que eskerrik asko!

Lo difícil ya estaba hecho, pero desinstalar y remontar el camino desde la penumbra vertical hacia la clara seguridad horizontal (ya no tanto pues para cuando salió el ultimo era casi de noche) volvieron a poner a prueba el goretex de nuestra ropa interior.

Al día siguiente toco día de relax y bañito en el río, medio grupo se vuelve para casa y el otro medio vuelve a la andadas y desciende (reinstalando) la Torca del Mortero, en el valle de Estacas de Trueba, quinta sala más grande de Burgos con 6,300 m2 y -100 m.

Esperando que nos sirva esta experiencia para futuros proyectos, solo queda agradecer a todos su participación, destacar la labor del grupo de apoyo de la base y la ausencia una vez más del convaleciente Rubén, que se le echa en falta.

Bibliografía.: “Grandes abismos de la provincia burgalesa” Roberto F. García Gómez.

Revista Subterránea Nº 15. Abril 2001

Kaite nº6 “Grandes cavidades Burgalesas” Grupo espeleológico Edelweiss 1992.